Consejos para concretar tu primer sueldo.

Es más que sabido que una de las cosas que te llevan a la decisión de cambiar de empleo es el salario. Por lo tanto esto se convierte en un tema importante sino es que prioritario. Hay que tener presente que las encuestas nos dicen que más del 70% de las personas que la motivación para cambiar de empleo se debe precisamente, a la retribución económica.

Claro que este tema es clave en lo que respecta tu futuro laboral. Ahora, tiene más repercusiones si estamos hablando de tu primer sueldo. Por esta razón es que te damos algunos consejos para que negocies debidamente tu primer sueldo.

sueldo

 

1.- Establece diálogos.

Lo mejor manera de concretar tu primer sueldo es dialogar y poner sobre la mesa los puntos con los cuales cuentas o no para saber si estas decidiendo a tu favor y en pro de la empresa. Un punto a tomar en cuenta es la experiencia. Como es tu primer sueldo la tentación de trabajar según lo que te ofrezcan es alta. Esto es bien sabido que es un mito. Gisselle González, consultor de Randstad, nos aclara que la experiencia académica es un valor importante a tomar en cuenta al momento de contratar.

2.- Actitud.

Otro punto a tomar en consideración es tu actitud. Si te muestras con actitudes para el cargo debes entonces negociar ese primer sueldo. Así que, tanto tu experiencia académica como tu actitud cuentan totalmente para el contrato. De ahí es que nacerán los futuros conocimientos y las habilidades en lo concerniente a tu crecimiento profesional.

3.- No te preocupes por las respuestas negativas.

Sí, es posible que en tu camino al encuentro de tu primer puesto de trabajo te encuentres con negativas. Toma, cada una de ellas, como al que te ayudará a afrontar la siguiente entrevista. Si cometiste un error, por ejemplo, en un diálogo ya sabes que no lo cometerás en la siguiente entrevista de trabajo a la que vayas. Todo es un aprendizaje.

4.- Propón tú el sueldo. Por qué no?

Ten presente los sueldos del mercado como para que al momento de la entrevista seas tú quien pueda proponer tu salario. Date cuenta que puntos como la cercanía al trabajo, la experiencia académica o el conocimiento son conceptos que están a tu favor al momento de concretar ese sueldo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *