Algunos tips para que tu ruptura amorosa no perjudique tu empleo.

Sabemos que al momento de romper una relación amorosa no solo sufrimos sino que, a pesar de que el mundo se sigue moviendo creemos que esta situación solo no afecta a nosotros. Hay que tomar en cuenta que, si estás trabajando las responsabilidades son mayores así como  tus menesteres con tu familia o los pagos que debes realizar. Ten en cuenta que la vida continúa a pesar de esa ruptura así que, tu también debes continuar por supuesto y el trabajo es un buen comienzo para impactar de forma positiva a pesar de esa ruptura. Esas horas de trabajo es el espacio que necesitas para ordenar tu vida después del rompimiento amoroso.

A continuación te damos algunos consejos para que esa ruptura no afecte tu trabajo.

 

amorosa

1.- No te alejes.

Nuestro primer consejo tiene que ver con tu presencia. No te encierres en tu cuarto a llorar todo el día en la cama. Al contrario, muévete. Pon tu teléfono lejos de la cama para que tengas que ir a buscarlo cuando llega una llamada o mensaje. La idea es que no tomes la cama como un refugio.

2.- Por qué no hacer una lista de actividades?

La mejor forma de salir ileso de una ruptura amorosa es mantener la mente ocupada. Has una lista de actividades y cúmplelas al pie de la letra. Lo que se quiere con esto es que tu mente se mantenga activa en las tareas y no sucumbas por recuerdo o el pensar tanto en esa persona. Ocúpate.

3.- Habla con la persona indicada sobre tu ruptura amorosa.

No busques a cualquier persona para te aconseje por lo sucedido. Con respecto al trabajo, si vas a hablar con alguien sé prudente no solo en lo que digas sino en acudir a la persona. La confianza es un factor importante ante estas situaciones.

4.- No te esclavices al celular.

La sensación de que tu expareja te va a contactar puede ser abrumadora. Eso te obliga a estar esclavizado(a) al teléfono así que, te sugerimos alejarte de él por un tiempo. Haz la tarea que sabemos te ayudará a sobrellevar el momento.

5.- Cambia de ambiente.

A tu ruptura amorosa pues, por qué no pedir vacaciones y con ello ampliar tu horizonte? La idea es reorganizarte según el cambio que necesitas. Con ello conseguirás ordenar los sentimientos, conocer más lugares, más personas, más actividades con las cuales no estas cotidianamente vinculada(o). Reorganízate y vuelve a tu puesto de trabajo más concentrado, con la mejor actitud y, por supuesto, con más experiencia en el tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *